sábado, 1 de febrero de 2020

Calabaza asada con vinagreta de arándanos y nueces caramelizadas


   Hoy os traigo una receta  con calabaza y nueces, lo que la convierten en un plato especialmente beneficioso para la salud cardiovascular y para reducir el colesterol, gracias a los minerales y el omega3 que nos aportan.

 Se trata de una calabaza asada  acompañada de una vinagreta de arándanos y unas nueces de California caramelizadas que le dan el toque crujiente al plato.

 Ingredientes para la calabaza asada: 

 Calabaza
 Aceite de olivvirgen extra
 sal, pimienta, orégano
hojas de laurel







Limpiamos la calabaza con cuidado y la cortamos en trozos grandes, en esta ocasión utilicé una calabaza cacahuete pequeña y me pareció divertido cortarla en forma de pequeños cuencos, pero puedes cortarla como más te guste. Yo suelo hacerlo en rodajas de aproximadamente 1,5cm de grosor.
Colocamos los trozos de calabaza en una bandeja de horno, la mojamos con un hilo de aceite , salpimentamos y aliñamos al gusto.
Horneamos a 180ºC aproximadamente 20min


Ingredientes para la vinagreta de arándanos:

Un puñado de arándanos
2 cucharadas de  aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de salsa de soja



Mezclamos los líquidos en un bol y emulsionamos con un batidor o tenedor, por último añadimos los arándanos cortados en cuartos.


Ingredientes para las nueces caramelizadas

un puñado de nueces peladas 
200gr azúcar blanco
1 vaso de agua

Ponemos en un cazo el azúcar con el agua, cuando empiece a burbujear añadimos las nueces y las dejamos que se vayan caramelizando hasta que el agua se evapore y el caramelo tenga el color deseado. removemos de vez en cuando, con muchísimo cuidado ya que el caramelo quema mucho, para que las nueces no se nos quemen y se caramelicen por todos los lados.



Montamos nuestro plato con la calabaza de base, añadimos las nueces y por último las bañamos con la vinagreta.
  

  Es un plato sencillo pero muy resultón y delicioso ya que al dulzor de la calabaza le sumamos la acidez de la vinagreta y el crujiente de las nueces, lo que lo convierten en un plato redondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.